Estudio muestra: el 61% de los vehículos comerciales se pueden remplazar por un vehículo eléctrico.

Cada vez más coches eléctricos sustituyen a los vehículos de combustión y esta tendencia cada día se hace más fuerte. Esto muestra el estudio del proveedor de conectividad y gestión de flotas «Webfleet Solutions», que tuvo en cuenta para el estudio unas 5.000 flotas y en total 100.000 vehículos comerciales ligeros. El resultado es claro: una parte importante de todos los vehículos comerciales de Europa podría ser sustituida fácilmente por vehículos eléctricos.

Un punto importante es la autonomía de los vehículos. El estudio parte de la base de que todos los vehículos que recorren menos de 300 km al día pueden ser reemplazados por vehículos 100% eléctricos. Ya que este número es la media de autonomía de los vehículos eléctricos de este tipo. Por ejemplo, el ARI 458 puede llegar a alcanzar hasta 495 km de autonomía. 

Más de un tercio de las empresas podrían cambiar su flota entera por vehículos eléctricos.

El resultado muestra un panorama claro. El 82,8% de las empresas pueden cambiar uno de sus vehículos por uno eléctrico, el 57% puede reemplazar como mínimo la mitad de su flota. Más de un tercio (34,4%) de las empresas pueden renovar su flota completamente con vehículos eléctricos.

En total, el 61% de los vehículos que han participado en el estudio podrían realizar la misma tarea con un vehículo eléctrico. Los líderes en este aspecto son Gran Bretaña y los Países Bajos, donde la cifra llega al 70%. Alemania ocupa el cuarto lugar, con un 61% de potencial eléctrico. España está un poco por debajo, aún así, más de un 55% de los vehículos podría ser reemplazado. Esto también se debe a la gran cantidad de estaciones de recarga: en este país hay algo más de 27.000 estaciones de recarga, el 19% de todos los puntos de recarga situados en Europa.

Menos emisiones y menor coste.

Si todas las empresas aprovecharan la oportunidad y apostaran por la electromovilidad, siempre que fuera posible, esto tendría consecuencias positivas de gran alcance. Por ejemplo, el consumo de gasolina de las flotas se reduciría en un 42% y el de gasóleo en torno al 30%. En términos de emisiones de CO2, esto supondría una reducción del 31%. Esto no sólo tendría ventajas para el medio ambiente, sino que también podría ayudar a las empresas. Porque, como se ha informado recientemente, el uso de vehículos eléctricos puede ahorrar mucho dinero. Una situación en la que todos ganan.

El estudio de «Webfleet Solutions» examinó las flotas de empresas de los sectores industriales «servicios de instalación técnica y reparación, transporte de pasajeros, transporte de alimentos y bebidas, así como servicios comerciales y profesionales como término colectivo para actividades como servicio y mantenimiento, servicios de reparación, así como servicio al cliente y sobre el terreno», es decir: sectores para los que ARI Motors GmbH tiene la oferta ideal de transportadores eléctricos. Debido a las diferentes superestructuras como caja de carga, camioneta, volquete, caja refrigerada o foodtruck, el vehículo de transporte eléctrico ARI 458 en particular ofrece una solución de transporte personalizada para cada una de estas áreas.

¿Quiere renovar su flota con vehículos 100% eléctricos? Configure ahora su vehículo y reciba su presupuesto sin compromiso de compra.